¿Cómo serán los usb personalizados 4.0 del futuro?

¿Cómo serán los usb personalizados 4.0 del futuro?

Hoy te explicamos otro paso más en la constante carrera hacia el futuro. Te estamos hablando del USB 4.0 (o USB4, como dicen los expertos que debe denominarse). Se trata de un nuevo protocolo de transferencia. ¿Eso quiere decir que tendrás que cambiar los cables de tus cargadores? Que no cunda el pánico. Se mantendrán los conectores USB-C con la tecnología Thunderbolt 3 (compatible con Apple y los procesadores Intel).

Para entender este nuevo entorno, un punto importante es que Intel ha liberado el Thunderbolt 3, que constituirá la base de la conexión USB4. Ahora convergerán en una única arquitectura que permitirá una transmisión de datos, vídeo y energía a una velocidad mucho más alta que los sistemas anteriores.

Entrando más en detalle sobre sus ventajas, lo primero de todo, es que los USB4 serán mucho más rápidos de lo que estamos acostumbrados. La información se transmitirá con una velocidad de hasta 40 Gbps, eso quiere decir que sus puertos serán ocho veces más rápidos que los que tenemos con los USB 3.0.

Los puntos fuertes del USB4: mejor calidad de imagen, rapidez de carga, transmisión de datos…

Además, esta velocidad está preparada para repartirse mejor. Es decir, si tenemos un monitor que usa 6 Gbps (por ejemplo) para su señal de vídeo, el resto de los 40 Gbps se pueden utilizar a pleno rendimiento para otros dispositivos. Con los USB anteriores no siempre sucedía y parte de la teórica velocidad quedaba desaprovechada.

Otra cuestión vinculada a la rapidez será que notaremos una mayor velocidad de carga de batería en los dispositivos que utilicen un cable USB4. Esto se debe a que todos ellos ya contarán con el USB Power Delivery, el protocolo que ayuda a que alimentar nuestras baterías no nos lleve una eternidad. Esta menor espera es posible gracias a su capacidad de 100 vatios. Este sistema ya se encontraba presente en algunos dispositivos de la generación previa pero lo incorporarán todos.

Características del usb 4.0

Además de la citada velocidad de transmisión de datos, otro punto fuerte de los USB4 (y heredado de los Thunderbolt) es que podrás encadenar conexiones de dispositivos. Por ejemplo, podrás conectar el portátil a un monitor, a este le conectarás también un disco duro externo, y a este último podría añadir otro gadget. Eso sí, siempre que tengan esta nueva conexión. O, por ejemplo, conectar varias pantallas encadenadas y que solo ocupen un puerto en el equipo de origen. Ya no necesitarás un ordenador con un número elevado de conexiones.

Los más firmes partidarios del USB4 dicen que, en un tiempo, tampoco serán necesarios otros conectores como el HDMI. Un paso más para unificar los tipos de cables que tenemos hoy en día. También serán los mejores cables para las resoluciones de monitores más potentes que ya tenemos en el mercado (el 4K o el 5K) o los que vendrán antes (6K) o después (el 8K).

Una larga espera para tener el USB4

Ahora vamos con las cosas no tan buenas de los USB4. No solo funcionará con conectores USB-C. Esto no sucedió cuando hicimos los cambios de USB a USB 2.0 (que tenían el mismo conector), o cuando llegó el USB 3.0, que en ocasiones también mantuvo el mismo puerto (aunque los dispositivos más punteros también lo cambiaron). Por supuesto, habrá adaptadores para garantizar la retrocompatibilidad con los dispositivos más antiguos. Eso sí, con la velocidad del protocolo antiguo.

También es muy posible que los dispositivos con USB4 tengan un coste más elevado, al menos en un principio. Sin embargo, en USB Personalizado trabajaremos para contar con los pendrives publicitarios con esta tecnología al mejor precio posible.

Para los que teman hacerse un lío con tanto dispositivo y cable habrá que tener un poco de paciencia hasta que se asiente el nuevo estándar. Entonces, veremos en su plenitud todas las ventajas que te hemos explicado. Pero recuerda: los USB-C más recientes no van a cambiar y se adaptarán a la perfección al nuevo estándar.

Por último, la conexión USB-A ya quedará totalmente obsoleta. De hecho, ya no se incorporaba a los dispositivos que han ido saliendo al mercado en los últimos años. Es decir, no se les aplicará la retrocompatibilidad. Con los USB 3.2 aún se podían utilizar pero tocará decir adiós con el USB4.

¿Cuándo los tendremos en las tiendas? Parece que habrá que esperar. Los primeros gadgets ya estarán en el mercado hacia finales de 2020, según algunas previsiones. Pero la mayoría de la prensa especializada considera que no estarán a la venta de manera masiva hasta 2021.

Nosotros, por nuestra parte, estaremos atentos a cualquier novedad respecto a las memorias USB que incorporen esta tecnología y las incluiremos en nuestro catálogo de pendrives para publicidad una vez que estén disponibles.
 
 

Facebooktwitterpinterestlinkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.