Cómo es un USB por dentro: piezas, materiales y algunas curiosidades

Cómo es un USB por dentro: piezas, materiales y algunas curiosidades

¿Cómo es un USB por dentro? Es difícil que el usuario de a pie responda a esta pregunta. Los usb personalizados son artículos publicitarios de gran uso pero que muy pocas veces se abren para verle las entrañas. Exceptuando el caso de un técnico o informático que hayan de hacer algún arreglo o modificación en el sistema, no es tarea habitual abrir un pendrive y desmontarlo. No obstante, todos nos preguntamos en algún momento cómo esos gadgets tan pequeños pueden tener tanto poder de almacenaje. El USB por dentro es una amalgama de piezas perfectamente engranadas para conseguir algo que puede parecer magia, pero es pura tecnología. Para entender un poco más cómo funcionan los usb publicitarios vamos a analizar en este por cómo es un USB por dentro, cómo funciona y por qué triunfan en el mercado de los artículos personalizados. ¡Sigue leyendo!

Si hay que destacar una de las múltiples ventajas que nos ofrecen las memorias USB personalizadas es el hecho de ser portátiles. Se trata de uno de los gadgets más manejables y útiles en cuanto a que no solo nos permite almacenar información de una forma cómoda y sencilla, sino llevarla con nosotros y tenerla allá donde la necesitemos, en un dispositivo de tamaño tan reducido como para llevarlo en la mano, en un bolsillo o incluso en un llavero. Con una ventaja añadida: no requiere ser conectado a la corriente ya que se alimenta de la electricidad que coge del ordenador en el que se conecta.

Por esas razones y por otras muchas, los pendrives personalizados representan uno de los artículos publicitarios que consumidores, trabajadores y clientes más valoran a la hora de recibir regalos de empresa. Es un gadget tecnológico, es de gran utilidad y tiene una larga vida de uso, tres razones de peso para que el usuario no solo esté dispuesto a recibir publicidad de compañías sino que incluso demande y desee que se le entregue el artículo con logo de empresa que luego paseará y mostrará en casa, en la oficina… consiguiendo de esa manera que la marca gane en visibilidad en diferentes contextos.

Son cinco los componentes principales que conforman el sistema del USB por dentro:

Cómo es un USB por dentro: piezas, materiales y algunas curiosidades

  • Conector standard de USB. Esta parte es visible, puesto que se puede ver por fuera. Es el conector común de la memoria USB personalizada, el que se conecta al ordenador, en una entrada que conocemos como puerto USB. Es metalizada, rectangular y plana, y en ocasiones está oculta por la tapa del USB o bien porque el mecanismo de la memoria flash publicitaria permite esconderlo.
  • Controlador de almacenamiento masivo. Es tan esencial como que es el componente que le da al USB el poder de almacenar y transferir archivos, la función básica del gadget. Contiene chips de memoria RAM y ROM. El RAM es de tipo volátil, con lo que necesita corriente eléctrica para guardar la información. El ROM suple esta carencia al ser no volátil y garantiza que los archivos y la información queden almacenados en todas las circunstancias, esté el USB conectado o no.
  • Chip de memoria flash NAND. Es el lugar donde se almacenan los archivos y quedan disponibles para consulta, transferencia y uso. Es normal que las memorias USB personalizadas cuenten con espacio para un segundo chip de memoria flash, cuya instalación por parte de un experto permitiría ampliar la capacidad de almacenamiento del dispositivo.
  • Oscilador de cristal. Es el componente que regula el funcionamiento interno del pendrive. Como en cualquier aparato electrónico, genera una señal de reloj, a modo de péndulo, que coordina las piezas internas en sus diferentes tareas.
  • Cubierta. Es el componente externo de la memoria USB publicitaria. La carcasa que conocemos en todas sus modalidades y que es la que realmente da juego a la hora de personalizar los USB con logos de empresa. El catálogo de formatos es extenso y va desde los más populares , el usb giratorio Techmate o Twister, que se cuela en el top de los más vendidos, hasta los USB metalizados, con tapa, en forma de llave o pendrives corporativos 3D, con los que cualquier forma es posible.

Complejos por dentro y sencillos por fuera, las memorias usb son uno de los artículos publicitarios que más y mejor funcionan. Las empresas suelen optar por los modelos de 8Gb y 16Gb, que son los más económicos y están disponibles desde poco más de un euro. Si te quedan más dudas sobre sus ventajas y posibilidades y buscas tus pendrives baratos de empresa, aquí nos tienes. ¡Contáctanos!

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.