Mitos de los USBs: ¿es necesario expulsar el pendrive antes de desconectarlo?

Mitos de los USBs: ¿es necesario expulsar el pendrive antes de desconectarlo?

Es una pregunta que todos nos hemos hecho en un momento u otro: cuando queremos desconectar un pendrive del ordenador, ¿es necesario desconectarlo? Durante muchos años, esta duda nos ha perseguido bajo el miedo a perder datos almacenados en las memorias externas USB. Y quizás hoy te siga rondando la cabeza cada vez que manejas USBs. ¿Es uno de los mitos de los USBs y una preocupación infundada? ¿O es real? ¿Qué hay de cierto detrás de esta creencia tan extendida? ¿Es necesario expulsar el pendrive antes de desconectarlo? En el post de hoy te hablamos de uno de los más conocidos mitos de las memorias usb, también conocidas como pendrives, y te damos todas las respuestas. ¡Adelante!

La función de expulsar USB la conocemos bien. En los ordenadores Mac con sistema operativo de Apple es más que evidente ya que tanto se nos genera un icono del disco duro externo en el escritorio como contamos con un icono de expulsión (un triangulito) junto al nombre del pendrive si lo visualizamos en Finder. En el caso del sistema operativo de Windows, el proceso está un tanto más oculto: desde la barra inferior de programas y aplicaciones, a la derecha, encuentras un icono de USB, seleccionas y eliges ‘quitar hardware con seguridad’. En ambos casos, el sistema nos confirma que ya podemos hacerlo. En el caso del Mac, incluso nos puede llegar a aparecer el mensaje de alerta conforme lo hemos hecho mal, en caso de no expulsarlo previamente. ¡O nos lo bloquea directamente!

La preocupación generalizada tiene su fundamento, no viene de la nada. Está relacionada con una realidad que durante muchos años nos ha obligado a ser muy cuidadosos en el uso de los USBs. Y es que hasta hace muy poco, los pendrives estaban regidos por lo que se conoce como directiva de mejor rendimiento. Un modelo por el cual el gadget almacena información en caché que permite que la escritura de datos en la memoria interna y el uso de los archivos almacenados sea más veloz.

Este protocolo de funcionamiento es el que provocaba esa necesidad de expulsar correctamente el dispositivo antes de extraerlo. Al estar conectado, una extracción repentina mientras actualizaba los datos de caché es la causante de la pérdida de archivos en el contexto de la Directiva de Mejor Rendimiento. De ahí que tanto en Mac como en Windows fuese necesario seguir los pasos de seguridad para una desconexión más segura. Al seleccionar la extracción segura, el ordenador garantiza que los procesos no están en marcha y minimiza el riesgo hasta hacerlo desaparecer.

Pero esto ha cambiado recientemente. En este 2019, Windows 10 presentó una actualización que elimina la obligatoriedad de expulsar el pendrive antes de desconectarlo. Así, uno de los más conocidos mitos de los USBs pierde su fuerza gracias a una nuevo protocolo de funcionamiento, bautizado como Directiva de Expulsión de datos con la que no se incurre en aquel riesgo de pérdida de archivos, aunque sacrificando por ello la velocidad en la escritura de datos, tal y como explican en Computer Hoy. El uso de uno u otro protocolo queda en manos del usuario: puedes configurar la directiva Mejor Rendimiento en tu ordenador Windows, con lo que podrás trabajar más rápidamente con los pendrives pero has de expulsarlos antes de desconectarlos. O bien decantarte por activar la Directiva Expulsión Rápida, gracias a la cual podrás enchufar y desenchufar el pendrive sin miedo, aunque sabiendo que irá un poco más lento. 

Más allá de esta actualización de Windows 10 y del mensaje de tranquilidad que nos transmite, otras fuentes bien acreditadas quitan hierro al asunto. En concreto, especialistas de reputados centros como el MIT o la Universidad Carnegie Mellon se han pronunciado a este respecto. Aseguran, en conclusiones recogidas en este reportaje de Popular Science, que el problema del que nos alertan los sistemas operativos en la extracción de los USBs, es muy poco probable que suceda. Así pues, concluyen que no es necesario realizar pasos de seguridad al desconectar los pendrives del ordenador. Lo único en lo que inciden es en esperar unos segundos cuando se copian archivos al dispositivo, para permitir que el proceso se complete sin problemas.

Sea de una manera u otra, para aquellos más escépticos, siempre queda la opción de seguir el proceso marcado por los sistemas operativos, especialmente si se desconoce la directiva que está activa en el entorno Windows 10. Para aquellos que ya no cumplían los pasos de seguridad, lo pueden seguir obviando si atendemos a los especialistas del MIT. De lo que no hay duda es de que seguiremos usando pendrives personalizados baratos para campañas de marketing de y que estaremos encantados de atender todas las dudas que tengas al respecto. ¡Te esperamos!

Facebooktwitterpinterestlinkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.