¿Por qué las memorias USB siempre tienen menos espacio libre del anunciado?

¿Por qué las memorias USB siempre tienen menos espacio libre del anunciado?

Seguro que te ha pasado más de una vez: has comprado un disco duro externo o una memoria USB personalizada y al llegar a casa tiene menos espacio libre del que dice el embalaje. Por ejemplo, es de 16 GB pero al comprobarlo nos dice que hay 12 GB y sin haber añadido nada. No solo pasa en estos dispositivos de almacenamiento: tampoco exentos los propios hard disks de los ordenadores o los smartphones. A continuación, te vamos a explicar por qué sucede esto.

Hay varios motivos para explicar por qué sucede esto. Para ello, se deben mencionar dos conceptos clave para comprender el por qué de esta diferencia en el almacenamiento: marketing y sistema decimal. El espacio libre que indica el packaging de estas memorias es una equivalencia expresada en este sistema decimal. Es decir, en esta escala, un megabyte serían 1 millón de bytes y un terabyte serían mil megabytes.

Midiendo bien el almacenamiento: del sistema decimal al binario

Si tienes algún conocimiento de informática, sabrás que los ordenadores, móviles y demás no miden así el almacenamiento de la memoria USB. Sino que utilizan el sistema binario como indica la siguiente tabla de conversiones:

  • Un megabyte son 1.048.576 bytes
  • Un gigabyte equivale a 1024 megabytes

Es decir, y entrando en una explicación más técnica, los dispositivos digitales que tenemos (y los almacenamientos USB no son una excepción) trabajan con un sistema de base 2 que se maneja únicamente con los dígitos 0 y 1. Este sistema de medición propicia las equivalencias mencionadas un poco más arriba, donde un kilobyte son 1024 bytes o un 2 elevado a la décima potencia.

Igual te está resultando un poco mareante estas cifras o no te apetece coger una calculadora. Te lo ponemos más fácil para que entiendas esta falta de espacio libre en las memorias USB: Por cada gigabyte que se cuenta en nuestro sistema (el que ves a la hora de comprar el dispositivo de almacenamiento), a la hora de pasarlo a binario se pierden unos 70 megabytes. Para acabar de rematar esta explicación te mostramos cómo suelen quedar alguno de los tamaños más habituales:

  • 16GB en realidad contendrá 14,9GB
  • 32GB en realidad contendrá 29,8GB
  • 64GB en realidad contendrá 59,52GB
  • 1TB en realidad contendrá 931 GB

¿Es correcta esta práctica?

¿Están haciendo algo ilegal o inmoral al promocionar así estos productos? No, en absoluto. Para entenderlo, hay que recurrir al tópico de la letra pequeña. Seguramente en algún lugar del packaging hay un texto con una fuente menor avisan de que se está utilizando un sistema decimal para indicar la capacidad. En resumen, el vendedor está avisando que está mostrando los gigas y terabytes con el sistema decimal.

Incluso desde el propio sector hay ejercicios de transparencia. En la web de Seagate (uno de los principales fabricantes de memorias y discos duros externos del mundo) lo explican claramente.

Otra cuestión es cuando compramos un ordenador, Tablet o Smartphone y vemos que lleva menos espacio del anunciado en las características del producto. Aquí hay que tener en cuenta que el sistema operativo que hace funcionar el dispositivo ocupa parte de esta capacidad inicialmente anunciada.

En el caso de algunas tarjetas para móviles la situación cambia ya que sus memorias son del tipo NAND y eMMC. Aquí el porcentaje de almacenamiento real al inicio es mayor, llegando al 99 %. El problema es que con su uso se va perdiendo la integridad de los bloques de memoria, lo que provoca que se acabe mermando esta capacidad inicial.

En definitiva, ¿qué pasa si necesito un pendrives personalizados de 2 GB? Visto lo que te hemos explicado aquí es mejor asegurarse y comprar una memoria de 3 o 4 GB. Así, no nos encontraremos con problemas de falta de espacio de almacenamiento.

Como veis, hay mucho de marketing en lo que parecía un misterio o un error. Para los más críticos quizás puedan considerarlo como un engaño pero, en realidad, los packaging solo están reflejando unos datos en sistema decimal que, si se mira en detalle, se trata también de una información correcta. ¿Creéis que sería mejor incluir los datos precisos o es una buena manera de vender estos productos?

 

Facebooktwitterpinterestlinkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.