Max Print: el futuro de la impresión de usb personalizados ya está aquí

Max Print: el futuro de la impresión de usb personalizados ya está aquí

Uno de los aspectos que más pueden sorprender cuando hablamos de USBs personalizados, es sin duda lo mucho que pueden hacer por una empresa teniendo un tamaño muy reducido. Cualquiera diría que una camiseta o una bolsa publicitaria, por ejemplo, ofrecen unas posibilidades de marketing y captación de clientes mucho mayores. Pero no es así necesariamente. El valor del propio gadget, la combinación de modelos y colores y las posibilidades de impresión, son algunos de los puntos fuertes de las memorias USB promocionales. Y más aún teniendo en cuenta los avances del mercado, las novedades de catálogo, la capacidad de almacenaje, y los nuevos métodos de impresión. El Max Print está pegando muy fuerte y ya está en el punto de mira de las empresas para sus USBs corporativos baratos. ¿Sabes por qué? Si sigues leyendo, lo sabrás.

La aparición en escena de la técnica Max Print ha supuesto una auténtica revolución. Se trata de un método de impresión que permite decorar la superficie completa de las memorias USB personalizadas, hasta los bordes. Muchas marcas ya han aprovechado para ir más allá del logo y lanzarse a imprimir imágenes completas en la superficie personalizable de los USB promocionales. Un nuevo mundo en cuanto a diseño y a impacto en los usuarios, y una nueva forma que ya se aprovecha en la promoción de películas, videojuegos y otros productos. Las posibilidades son ilimitadas si juntamos un USB clásico como el USB techmate personalizado con la técnica de impresión Max Print.

Varios USBs personalizados con la técnica Max Print

La sabiduría popular es, valga la redundancia, muy sabia. Unos dicen que ‘lo mejor está en el interior’, otros defienden que ‘los buenos perfumes vienen frascos pequeños’. Y no podría ser más acertado: los USB personalizados representan uno de los gadgets publicitarios más pequeños pero de grandes posibilidades, impacto y resultados en cuanto a marketing. ¿Y cómo lo consigue? Porque aúna las siguientes ventajas:

  • Gadget tecnológico muy valorado. Pasa con cualquier producto tecnológico del catálogo de regalos personalizados, pero en el caso de los USB promocionales, el efecto es mayor: la valoración por parte de los usuarios es muy elevada, de forma que genera una reacción más que positiva por parte de quien lo recibe. El usuario lo percibe como un regalo de alto nivel, y por lo tanto la marca gana en branding y fidelización.
  • Se usa, se comparte, se ve. Las memorias USB personalizadas, si algo sabemos de ellas, es sin duda que se usan mucho. Pese al auge de la nube y los pasos agigantados de la digitalización, los pendrives corporativos siguen estando entre los gadgets personalizados más utilizados. En muchos contextos, pero el empresarial es especialmente importante. Para compartir documentos, gestionar proyectos, almacenar información… cualquier empleado del sector empresa tiene su pendrive a mano. Y aunque pequeño, su uso es tan específico y esencial, que gana todo lo que necesita en visibilidad. El logotipo viaja, se muestra allá donde más le interesa a la marca, incluso a ojos de la competencia, y consigue el impacto que las más ambiciosas campañas de marketing ansían. ¡Un triunfo asegurado!
  • Es barato. ¿Hay algún factor más allá de la difusión y la valoración que a las marcas le traiga de cabeza? Sí, el precio. Por eso los usb personalizados baratos son siempre un acierto. Por un reducido precio, y sin renunciar a la calidad, las empresas encuentran en los pendrives publicitarios la manera de alcanzar la máxima eficiencia y efectividad.

usb publicitario Max Print para Starbucks

  • Variedad de modelos. El tipo de público, el objetivo de la campaña, el presupuesto… son varios los condicionantes que llevan a una empresa por decantarse por uno u otro modelo de USB publicidad. La buena noticia es que tienen en sus manos el mayor catálogo con todas las posibilidades de combinación de modelos, colores, capacidades… Queda en manos del ingenio de los creativos, las limitaciones presupuestarias y los expertos en artículos publicitarios que los acompañan, hacerse con un USB personalizado que transmita fielmente los valores, atributos y mensajes de la empresa. Con la nueva impresión Max Print la tarea es cada vez más fácil.
  • La personalización es sin duda uno de los elementos clave en el proceso de hacerse con pendrives publicitarios. La gran ventaja que ofrece este gadget tecnológico es que esa personalización va más allá, ya que se puede hacer incluso por dentro, precargando documentos y programas, configurando un arranque automático o incluso encriptándolo para permitir el acceso únicamente mediante contraseña.

Con todas estas ventajas, y añadidos como el revolucionario Max Print, está claro que el amor de las marcas por los USBs personalizados baratos seguirá creciendo. Tienen en sus manos una herramienta de gran valor, bajo coste y un impacto de escándalo. ¿Y tú? ¿Ya tienes tus USBs personalizados con logo de empresa? Aquí los encontrarás.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.