Conoces la historia de las memorias usb?

Conoces la historia de las memorias usb?

El USB o Puerto Serie Universal (en inglés Universal Serial Bus) es un protocolo usado para conectar periféricos a un ordenador. Básicamente se trata de un puerto estandarizado para que este pueda ser usado por varios tipos de elementos de Hardware. Alguno de los elementos más modernos que se usan en los puertos usb, son las cámaras digitales, impresoras, escáneres, memorias usb, teléfonos móviles, IPods y otros reproductores de música mp3. La primera tecnología de USB que se conoce empezó su desarrollo en 1994, co-inventado por Ajay Bhatt de Intel y la organización USB-IF (USB Implementers Forum Inc.). Esta organización está formada por los líderes de la industria de las tecnologías de la información como Intel, Microsoft, Apple y Hewlett-Packard.
Antes de que existiera el puerto USB, los ordenadores usaron puertos serie y paralelos para conectar los dispositivos en los ordenadores y así transferir la información. Puertos individuales fueron usados con periféricos como teclados, ratones e impresoras. Todos recordamos los puertos redondeados de varios colores donde teníamos que conectar el teclado y el ratón para que funcionase correctamente en un ordenador de sobremesa. Los puertos paralelos eran capaces de transferir datos a una velocidad aproximada de 100 kilobytes por segundo, y donde los puertos series podían tener velocidades de transmisión de 155 a 450 kilobits por segundo. En algunos casos los puertos diferentes no podían funcionar a la vez, con el consecuente retraso de transmisión de datos.

El alto nivel de incompatibilidades y el intento de usar interfaces muy diferentes para cada uno de los dispositivos a conectar en el ordenador hizo que se crease la necesidad de una tecnología como la del USB, que pudiese coger la mayoría de los puertos que existiera y reducirlo en uno solo. La interacción inmediata del dispositivo con el ordenador sin la necesidad de que se tuviese que reiniciar el ordenador era una ventaja añadida a la eficiencia de la tecnología USB. Con lo que, un simple puerto USB podía manejar (el solo) 127 diferentes tipos de dispositivos diferentes, sin mostrar ningún tipo de incompatibilidad entre ellos.

El USB 1.0 se lanzó a finales de 1995 y era capaz de transferir datos a una velocidad de 12 Megabits por segundo. Y una revisión de este estándar, el USB 1.1, no solo transfería información a una velocidad de 12 Megabits por segundo, sino que también podría funcionar a una velocidad más baja de 1.5 Megabits por segundo para dispositivos con un ancho de banda menor. Esto hacia que la versión de USB 1.1 fuese mucho más eficiente y fue usado mucho más que su predecesor.

En 1998, el iMac G3 fue el primer ordenador personal que discontinuó los puertos serie y paralelos en favor del puerto USB. Esta implementación facilito la rápida expansión de dispositivos con conexión USB, en lugar de los que tenían los puertos tradicionales. La combinación de una facilidad de uso, capacidad de carga propia y las especificaciones técnicas ofrecidas por el USB ayudaron a este puerto a ganar la batalla frente a los puertos clásicos.

Con una velocidad de transmisión de datos cuarenta veces superior a los 480 Megabits, el USB 2.0 fue lanzado en el año 2000 y se convirtió en el estándar oficial el año siguiente. Además de su transferencia de datos de alta velocidad, el puerto USB 2.0 era capaz de operar a dos velocidades menores. A 12 megabits pro segundo (como su antecesor, el USB 1.1.) y a 1.5 Megabits por segundo (para ser usado en periféricos como el ratón que requiere mucho menos ancho de banda para funcionar). Un puerto USB 2.0 se podría comunicar perfectamente con dispositivos con conexión USB 1.1, sin embargo un puerto USB 1.1 no se podía comunicar de forma correcta con un dispositivo que tuviese una conexión 2.0.

La conexión USB 2.0 ofrece también la funcionalidad de ser «plug and play» para la mayoría de periféricos y dispositivos de almacenamiento. Esta nueva versión de protocolo también ofrecía nuevas características que no se ofrecían en las anteriores versiones.

En el año 2000 también se lanzaron las memorias USB (o Pendrives como se conocen vulgarmente) – un dispositivo de almacenamiento regrabable «Plug and Play» que inicialmente fue vendido por IBM y Trek Technology. Inicialmente estas memorias podían almacenar 8Megabytes de datos. Más de una década más tarde, la capacidad de almacenamiento de estas memorias han sobrepasado los 256 Gigabytes en una solo pendrive.

Estas memorias permiten hasta un millón de regrabación de datos, haciéndolas prácticamente funcionales de por vida. Los modelos más antiguos tenían velocidad de conexión de 12 Megabits por segundo. Mientras que las versiones actuales de USB 2.0, con la tecnología de memoria flash NAND, puede casi llegar a velocidades de alta transmisión de 480 Megabits por segundo, siendo así más de 20 veces más rápido que los modelos más antiguos.

La última versión de las memorias USB, la versión 3.0, permite velocidades de transmisión de datos de hasta 4.8 Gigabits por segundo, y tiene compatibilidad completa con dispositivos con conexión USB 2.0 y puertos con esta conexión. Un cable USB 3.0 o un dispositivo con conexión USB 3.0 se pueden conectar a puertos con la tecnología 2.0, pero la máxima velocidad de transmisión solo funcionará con puertos 3.0.

Algunos modelos USB 3.0 fueron puestos a la venta para consumidores finales en 2010, sin embargo, la adopción de este último estándar todavía está en desarrollo, ya que los nuevos periféricos y placas madre se tienen que adaptar a este nuevo protocolo, y también se tiene que renovar el parque actual de ordenadores para que todos funcionen bajo este standard.
También las memorias usb se han hecho populares en el mercado del regalo promocional al tratarse de un producto altamente personalizable, ya que se pueden marcar con el logotipo de una empresa o crear la forma que se desee, y a un precio muy atractivo como regalo usb promocional. El precio de una memoria usb personalizada parte desde los 2,10 euros (incluida la personalización) para pedidos grandes, a un precio algo mayor para pedidos más pequeños.

También depende del material en el que se ha fabricado la carcasa siendo las metálicas las más caras y las de plástico las más baratas. Te recomendamos que visites nuestra página web www.usbpersonalizado.es para ver los modelos más vendidos y también los más innovadores, como las memorias usb en forma de tarjeta de crédito o las pulseras usb.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.